AR

Marca: Signo distintivo que identifica productos y servicios en el mercado.
Nombre comercial: Identifica actividades empresariales, diferenciando unas empresas de otras.

El registro de una Marca o Nombre Comercial confiere a su titular el derecho de uso exclusivo en el mercado durante 10 años prorrogables indefinidamente, exclusividad que le permite utilizar su marca sin que nadie pueda impedírselo, evitando que otros la utilicen sin su autorización.

Los signos distintivos son las Marcas que identifican productos y servicios, y los Nombres Comerciales, que designan al empresario o la empresa. Su registro ante las oficinas nacionales e internacionales se convierte en el único mecanismo para alcanzar un derecho de exclusiva sobre los mismos, y que los proteja de frente al uso de terceros, sin que el mero uso, otorgue ningún tipo de derecho de exclusividad.